Noche de San Cristóbal en el Palau

Con un Palau repleto de la gente de las Comisiones de Sector, así como Reinas, Damas de la Ciudad, Junta de fiestas, amigos de Collas y Entes Vinculados, tenía lugar la tradicional y multitudinaria cena de sobaquillo. Un acto donde quedan atrás rivalidades para juntos brindar por unas fiestas que pasaron con sus historias, sus problemas i les sus alegrías, todo escrito ya en el libro de la historia de nuestras fiestas.
Después de la cena, se dio pasó al festival, que empezó con un sentido y emocionante homenaje al recientemente desaparecido artista castellonense Pepe Rovira, presidente de la Gaiata 8 Portal de l’Om i hombre infatigable en la lucha por nuestras fiestas y tradiciones. La voz de la Presidenta de la Junta de Fiestas Noelia Selma, rodeada de todos los Presidentes de las diecinueve gaiatas, hizo un recorrido por su vida. Con entrega de un ramo de flores a su viuda, se cerraba uno de los instantes más emotivos de la noche.
Este homenaje dio paso, como ya viene siendo tradicional, a los diversos play backs montados para la ocasión, con un tema común, el festival de Eurovisión. Primero fueron los más pequeños de las comisiones de sector, quienes arrancaron los primeros aplausos de la noche. Entre ellos, Javi Marín, Balma y Teresa Doumere, Malena García i Alejandra Sáez.
Ellos dieron paso a las Madrinas y Presidentes Infantiles. Con unos disfraces muy coloridos, Natalia y Marc pudieron demostraron sus dotes de artistas.
Después, las Madrinas de los diferentes sectores fueron quienes ocuparon el escenario para deleitar a los presentes con sus danzas e interpretaciones. Y si hay un play back que levanta mayor expectación, es el que protagonizan los presidentes de las diferentes comisiones de sector. Para esta ocasión, un repaso a los artistas representantes más emblemáticos de España en Eurovisión. Nuestra Presidenta Elisabeth, transformada en Salomé, fue la gran estrella de la actuación.
El siguiente baile fue el que protagonizaron la Reina Infantil y su corte de honor, entre ellas nuestra pequeña Nagore, que hicieron disfrutar a los presentes con su coreografía de la conocida canción ‘Euphoria’.
A continuación fue el turno de la Reina Natalia y su Corte de Honor. Para finalizar y como colofón del acto, las dos Cortes interpretaron juntas un baile muy vistoso, poniendo así el broche de oro a una fiesta que sirve de puente entre un ejercicio y otro, una fiesta que se prolongó hasta altas horas de la madrugada con la elección del rey y la reina de la fiesta, el sorteo de diversos obsequios y el baile.
Tras esta fiesta, llegan las vacaciones, el paréntesis o el punto y seguido a nuestras fiestas, es el momento de los balances o también de girar la vista hacia atrás para hacer recuento de todo lo acontecido que dicho sea de paso ha sido mucho y muy bueno y replantear lo que tiene que venir o bien mirar hacia el futuro para seguir, sobre todo, disfrutando de nuestras fiestas y de nuestra gaiata 15, la del Sequiol.

Fotos cortesía de gaiata 15 sequiol

Fotos cortesía de gaiata 15 sequiol

Fotos cortesía de gaiata 15 sequiol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*