Magdalena Vítol

El domingo por la mañana celebramos el tradicional concurso de paellas que reunió a muchísimos vecinos y amigos, además de nuestra comisión. Finalizada la comida, tocaba empezar a recoger, y así, fuimos desmontando barras, mesas y sillas, limpiando las calles, y poniendo en definitiva un poco de orden.
Más tarde, acompañados por la charanga, participamos en el desfile final y Magdalena Vítol. Se acababan las fiestas, pero quedaba un último acto muy entrañable que celebrar, el apagado de las Gaiatas. Así que finalizados los actos en la plaza Mayor, Àgueda, Nagore e Iker se trasladaron de nuevo hasta el sector, donde procedieron al apagado de los monumentos gaiateros. El día siguiente serían trasladados de nuevo al Almacén Municipal.
Se acababa una semana de fiestas fantástica, en la que el tiempo nos había dado un par de sustos pero no nos había impedido celebrar ningún acto. Una Magdalena de 2018 que Àgueda, Nagore e Iker no olvidarán nunca, como tampoco lo hará Beatriz, después de haber formado parte de la corte de honor de la Reina de las Fiestas.
Es hora de descansar, y dentro de muy poco tiempo, empezar a pensar en la Magdalena 2019.

Fotos cortesía de Sequiol

Fotos cortesía de Sequiol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*